El fin de semana deja un único fallecido en las carreteras españolas