Trinidad Jiménez se muestra convencida de que la prohibición será buena para los hosteleros