Menos turismo, más paro