La UE aprueba que las parejas internacionales puedan elegir ley de divorcio