La Unión Europea asegura que preservará la libre circulación entre los estados miembros