Una niña de 22 meses, último caso grave de varicela en Madrid