Varios grupos minoritarios rechazan el decreto de alarma y piden su retirada