Varios vecinos pasean con maletas y algunos no se atreven a entrar en sus casas