El Vaticano exige al obispo negacionista disculparse públicamente para ejercer