Vecinos de la Restiga, de vuelta