Un hombre evita en Barcelona un nuevo caso de violencia de género