Casi 200 menores han denunciado maltrato