El asesino confeso de su mujer en Santa Perpetua vivía en casa de su cuñada "por pena"