Violeta Santander, en el punto de mira de la Justicia