La Virgen del Rocío entra en su ermita tras procesionar durante siete horas por la aldea