La policía cree que el yerno de la viuda de la CAM fabricó una coartada y se lavó los restos de pólvora