El sumario de la CAM reconstruye el crimen con ayuda de los empleados