Las fotos de WhatsApp del cadáver delataron a la supuesta asesina de Manresa