Se suicida con 13 años cuando descubren que se gastó 500 euros en videojuegos