La ribera alta del Ebro, desde el aire