Un mendigo ruso se hace famoso en internet contando su día a día en la calle