El abogado de los tres porteros defiende que la muerte del joven se debió a una caída fortuita