Los abogados del dueño del asador rebelde creen infundada la propuesta de sanción