Un juez absolvió al presunto homicida de Granada que tenía una orden de alejamiento