El accidente de tráfico de Pontevedra, posible caso de violencia de género