"Es difícil de creer que algo así haya pasado tan cerca"