El pánico invade a los 282 pasajeros del avión en Dubái