Una niña de ocho años muere asfixiada con un globo el día de su cumpleaños