Peligros reales en El Retiro: Árboles enfermos y ramas secas