La acusación penal contra Globovisión remata una jornada iniciada con multas y allanamiento