El acusado del crimen de la Alameda admite haber matado a la víctima pero niega asesinato