El acusado del crimen del botellón de Sevilla niega su implicación