Los acusados de la supuesta violación en Sanfermín dicen que los hechos fueron consentidos, pero no expresamente