Las administraciones que dieron el gordo el año pasado aumentan sus ventas