Una adolescente mete a su mascota en el microondas y desata la furia en las redes