Una joven de 14 años confiesa que mató a su bebé y lo metió en una caja de zapatos