Tres de cada diez adolescentes "no pueden vivir" sin internet