Los aeropuertos baleares cumplen al 100% la programación, con 208 vuelos operados