Los aeropuertos franceses vuelven a la normalidad tras la huelga de controladores