Las niñas afectadas por el lote defectuoso de la vacuna del cáncer de cérvix están hospitalizadas