Los vecinos afectados por la reversión de Madrid Central echan de menos cómo estaban las calles antes de la anulación