Temor en la afición del Sevilla tras los incidentes con los de la Lazio