Afronta prisión permanente por dejar morir a su pareja y grabarla agonizando durante cinco horas