Golpes y patadas de un guardia urbano de Lleida a un joven marroquí