"Nada justifica una agresión sexual"