La sociedad se revuelve contra las 'manadas': cuando ''la ética es más exigente que el código penal''