La víctima del brutal puñetazo sufrido por un portero de Murcia, continúa en estado crítico