Los médicos sufrieron 495 agresiones el año pasado