Agua potable, un bien escaso