Albacete, amenazada por los jabalíes